RESIDENCIA Y UNIDAD DE ESTANCIA DIURNA VIRGEN DEL CARMEN


HISTORIA

¿De dónde surge la idea de construir una Residencia para Mayores en Gualchos-Castell de Ferro?

 

Del propietario del terreno que dona el mismo al Párroco del pueblo, que le transmitió su deseo de construir un lugar de atención y cuidados a nuestros mayores. Para la construcción de la Residencia y como entidad jurídica que la impulsaría y gestionaría se constituyó la Fundación “Virgen del Carmen”. Su nombre pretende ser una ofrenda a la Patrona de la capital del municipio, Castell de Ferro, que es la Virgen del Carmen (ubicada en la Iglesia de Castell de Ferro), junto al Patrón del municipio, San Miguel Arcángel (ubicado en la Iglesia de Gualchos).

 

La Fundación “Virgen del Carmen” se constituyó el 4 de diciembre de 1998 con el único propósito de construir y poner en marcha la Residencia de Mayores y Unidad de Estancia Diurna Virgen del Carmen en El Romeral, barriada anexa a Castell de Ferro, en el municipio de Gualchos.

 

Posteriormente se consiguió su legalización y registro, que permitió iniciar los trámites y conseguir la autorización administrativa previa para la construcción de la Residencia que se estableció mediante resolución del 3/02/2000. Posteriormente se procedió a la contratación del proyecto de ejecución y su visado por el Colegio Profesional de Arquitectos y el Colegio Profesional de Ingenieros.

 

En el año 2005 se iniciaron los trámites con una entidad bancaria local para la obtención de un préstamo con el que hacer frente a la construcción del centro en la parcela de 7.400 metros cuadrados destinada a tal fin, que quedó resuelto en 2008. La obtención de dicho préstamo, por importe de tres millones de euros, fue posible gracias al aval solidario de 162 vecinos del municipio. Gracias a este respaldo de los vecinos siguió adelante el proyecto. Además,  se contó con una importante subvención de la Consejería de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía por importe de 270.000 euros, ingresada en 2007. Tras ello, en julio de ese mismo año se firmó el contrato de ejecución de la obra.

 

En noviembre de 2007, y tras subsanar el problema de retirar la línea de alta tensión que atravesaba la finca, se iniciaron las obras. La Residencia es un proyecto con un amplio respaldo social y un deseo muy querido de toda una población. La fecha prevista de finalización era diciembre de 2009, pero la ejecución de las obras se retrasó finalmente hasta abril de 2010, culminando su entrega a la Fundación Virgen del Carmen en noviembre de 2010.